Crónicas De Una Loca Cordura: La Montaña

Y un día descubrí que no podía volar…

Corrí a la montaña para el infinito observar

Cansancio al escalar, sentí hasta los huesos

pero el abismo me exaltó.

Asombro en mi rostro, furor en mi corazón

El palpitar me envuelve en un torbellino

La brisa juguetea con mi cuerpo haciéndolo vacilar

Me roza tan fuerte, que empiezo a notar su ansiosa pretensión,

de que vaya más allá

Más allá, llegaré?

Más allá, lo lograré?

– Y cómo?, si no puedes volar!

me lo dijo una voz tan lejana y fugaz

que apenas si alcancé a escuchar.

Y un ave se precipitó hacia mí

haciéndome retroceder

Haciéndome entender

que la brisa se burla de mí

que juega con mi integridad.

Mis caprichos torturan mi sobriedad

Designios reprimen mi osadía,

osadía de querer ser inmortal…

4 comentarios en “Crónicas De Una Loca Cordura: La Montaña

    1. Que hermoso, y claro que sí, estoy totalmente de acuerdo con eso, solo que en éstas crónicas la chica quería volar literalmente, aquí se muestra un tema de locura, al que la chica se somete en algunos momentos de su vida, pero hay señales que la frenan y le dicen: – ey, reacciona, eso que harás será un suicidio… Como también en las crónicas de “El Mar”.
      Gracias por leerme y compartir tus comentarios, un fuerte abrazo!

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s