Para Aquellos Días

Una sonrisa bastará

para aquellos días innombrables

para aquellos días insensatos

en que confundes lo nefasto con el destino de tu vida.

Para aquellos días,

un café y un abrazo

un suspiro fugaz mientras escuchas una melodía,

piensa con la mente sosegada,

evita el remordimiento, que luego se asomará

porque mañana reirás al recordar aquellos días

en que la melancolía se apodera de tu alma

envolviendo lo dulce en un amargo momento.

Cuenta los amaneceres,

cuenta los atardeceres,

que disfrutas cada día.

Son mayores, claro está

el número de recompensas, de gratitud y bondad

que te regala la vida.

Para aquellos días

ríete por adelantado

tomate una fotografía

renueva un espacio olvidado

canta al corazón alegría,

porque para aquellos días

existe un sinfín de medicinas.

Un comentario en “Para Aquellos Días

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s