Nadie Está Conmigo

Del infinito nació un dilema

que me inquieta, que me desvela

Silencio, silencio

estoy sola y no lo merezco

Grito al infinito en desesperado auxilio

silencio, silencio

la soledad está aquí

tengo dudas, pero no quiero preguntar

¿acaso alguien podrá contestar?

lo dudo, porque nadie está

nadie me hace compañía

solo comparto con nadie

Debo preguntar a la soledad

¿por qué sola he de estar?

el infinito me respondería

aunque parezca una ironía

Silencio, silencio

el infinito habló

y nadie lo escuchó

por eso pregunto a nadie

y nadie me respondió

solo mi corazón lo interpretó:

– Irrumpe tu silencio la soledad se fue

marchándose también nadie con ella

ahora tú estás conmigo

ahora tú me acompañas

tú y el infinito

convirtiéndote en estrella

resplandeciendo y creciendo

¡Ya no estás sola!

y tu horizonte refleja

tus virtudes y tus sueños

convirtiéndote en estrella

cual semilla que germina

respondiendo tu infinito

a tus sueños sin derrotas

respondiendo a tu destino

que ya eres libre, que ya eres otra…

2 comentarios en “Nadie Está Conmigo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s